Las adicciones en el cine (1). Alcoholismo.

Roberto Calvo. La dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud es una temática recurrente en el cine. Son muchas las películas que se acercan a la realidad social de las adicciones y sus consecuencias a través de sus protagonistas y, en algún caso, inspirándose en historias reales. Son relatos, en ocasiones, de marginación, fracaso, soledad, problemas de desarraigo y familiares, entre otros. Y, en cierta medida, pueden hacernos reflexionar sobre lo fácil que puede resultar caer en este tipo de adicciones y asimismo, servir como terapia para el tratamiento de las mismas.
Con esta entrada sobre películas que abordan el tema del alcoholismo y sus implicaciones, iniciamos una breve selección de títulos, algunos clásicos y muy conocidos,  que giran entorno a las adicciones como las drogas, el juego, el sexo, entre otras y que esperamos que os resulte interesante.

Lost weekend (Días sin huella) dirigida por Billy Wilder.

Don Birnam es un escritor fracasado a causa de su adicción al alcohol, adicción que lo ha destruido física y moralmente y lo ha convertido en un hombre desprovisto de voluntad. Con tal de seguir bebiendo es capaz de todo, incluso de robar. Tanto su novia como su hermano intentan por todos los medios regenerarlo, pero sus esfuerzos parecen estériles


Días de vino y rosas, dirigida por  Blake Edwards
Joe Clay, jefe de relaciones públicas de una empresa de San Francisco, conoce durante una fiesta a la bella Kirsten Arnesen. La muchacha se muestra cautelosa al principio, debido a la afición de Joe a la bebida, pero después sucumbe ante su simpatía y se casa con él

La noche de la iguana, dirigida por  John Huston
Adaptación de un drama de Tennessee Williams. Un pastor protestante, expulsado de su iglesia, trabaja en México como guía turístico, dirigiendo excursiones formadas sobre todo por americanas maduras. En una de ellas es víctima de los intentos de seducción de una sensual jovencita, lo que le granjea la animadversión de las demás mujeres. Finalmente, el grupo llega a un hotel regentado por una vieja amiga suya. 

La gata sobre el tejado de Zinc, dirigida por  Richard Brooks
La inminente muerte del anciano patriarca de una acomodada familia sureña crea una gran tensión ambiental. Uno de sus hijos, Brick, indeciso y apático, se refugia en el alcohol y se muestra completamente indiferente ante la situación, pero Maggie, su mujer, no está dispuesta a contemplar impasible su destrucción. El otro hijo, Gooper, al igual que su esposa, es ambicioso y oportunista.

El sabor del sake, dirigida por  Yasujiro Ozu
Shubei Hirayama es un viudo que vive con una hija de veinticuatro años. Sintiéndose viejo y acabado, se da cuenta de lo injusto que es que la joven viva única y exclusivamente para cuidarlo y decide casarla. Aunque ella se resiste a abandonarlo, al final acabará haciéndolo. Entonces Shubei buscará en el licor del sake el refugio de la soledad, el consuelo a la angustia.

Veredicto final, dirigida por  Sydney Lumet
Frank Galvin, un maduro abogado en decadencia, es un adicto al alcohol que sobrevive gracias a pequeños y rutinarios trabajos. Un antiguo socio le recuerda el caso, todavía sin resolver, de un error médico cometido en un hospital y del que Galvin se había ocupado. No es nada fácil para él trabajar de nuevo de forma profesional, pero su tesón es tal que no tarda en averiguar que puede ganar el caso. Es entonces cuando empieza a recibir ofertas económicas para arreglar el asunto sin ir a juicio. Pero Galvin está dispuesto a jugárselo todo, tanto para conseguir una importante indemnización para los familiares como para rehabilitarse como abogado y como persona.

Fat City, ciudad dorada, dirigida por John Huston
En Stockton, ciudad de California, un veterano púgil en decadencia, que sobrevive trabajando como jornalero agrícola, conoce a un muchacho que quiere ser boxeador y se lo recomienda a su antiguo mánager, otro perdedor. \”Fat City\” es una expresión de la jerga boxística que quiere decir \”Paraíso en la Tierra\”.

Autour de minuit, dirigida por Bertrand Tavernier
Una noche de 1959, en París, un debilitado músico de jazz asombra a la clientela del club “Blue Note” con el elocuente sonido de su saxo. Fuera del local, un hombre demasiado pobre como para pagarse un vaso de vino lo escucha entusiasmado. Pronto, a ambos les unirá una gran amistad. Se basa en las vidas del pianista Bud Powell y del saxofonista Lester Young.

Leaving Las Vegas, dirigida por  Mike Figgins
Ben Sanderson, un guionista alcohólico, acaba de perder su trabajo en Hollywood debido a que sus problemas con la bebida afectan a su rendimiento. Sin amigos y sin familia, decide ir a Las Vegas con el propósito de beber hasta morir. Nada más llegar a la ciudad, conoce a Sera (Elisabeth Shue), una atractiva prostituta que trabaja en la calle de la que se queda prendado.

Barfly, dirigida por Barbet Schroeder
Henry Chinaski es un escritor alcohólico y genial que se pasa la vida en los bares. Su preferido es el \”Golden Horn\”, frecuentado por un variopinto grupo de vagabundos, prostitutas y otros desechos de la sociedad. Henry se lleva muy bien con Jim, el barman de día, pero discute frecuentemente con Eddie, el barman de noche, un hombre iracundo y fanfarrón. Sus peleas son objeto de apuestas por parte de los clientes. Cuando Henry gana, gasta su dinero recorriendo los demás bares del barrio. Así es cómo conoce a Wanda, una mujer todavía bella y tan alcohólica como él.